contacto@ultrafish.eu

+34 976473071

Ultrasonido: Aplicaciones reales

Comentarios desactivados en Ultrasonido: Aplicaciones reales Tecnología

En el post anterior hablamos un poco sobre los ultrasonidos, cómo surge y porqué Scanfisk los ha tomado en cuenta en su proceso productivo. Ahora comentaremos de manera general algunas de las variadas aplicaciones del ultrasonido como fenómeno físico.

Para que el proceso de ultrasonido se lleve a cabo como tecnología aplicable debe existir una fuente que emita las ondas de sonido, un obstáculo que produzca un eco o rebote, y un receptor que registre el sonido de vuelta.

Veamoslo en un murciélago. De forma natural estos animales emiten ondas de sonido ultrasónicos que obviamente escuchan, nosotros no, cuando esas ondas rebotan contra los árboles o las presas. Así conocen perfectamente a qué distancia está el obstáculo, y lo evitan, o lo cazan.

Si queremos utilizar el ultrasonido en la industria debemos conocer varias variables a tener en cuenta, datos que en definitiva pertenecen al emisor, receptor, y objeto de rebote. Los cálculos deben considerar el lugar dónde se encuentra el emisor, receptor y objeto de rebote, así como si están en movimiento, estáticos, uno, los dos, o los tres.

El tiempo que demora en viajar las ondas de ultrasonido, teniendo en cuenta lo anterior, es de vital importancia para definir dónde están los protagonistas y la relación entre ellos. Según lo que se desee encontrar así será la aplicación del ultrasonido en la industria y otras ramas de la economía.

Para que tengan una idea, este es el principio de los radares de carretera para medir a los infractores de velocidad, y definir con precisión la velocidad de sesgo.

Hilando más fino, se tienen en cuenta además, la frecuencia de emisión de las ondas, la potencia radiada, la duración de las radiaciones, las posibles pérdidas en el medio, etc.

Montaje Ultrafish en Scanfisk. Photo by A.Cabrera
Montaje Ultrafish en Scanfisk. Photo by A.Cabrera

Aplicaciones médicas

Ecografía: El rebote del ultrasonido de baja intensidad en los diferentes órganos internos, así como en fetos de mujeres embarazadas, permite transformar la señal de vuelta en imágenes sobre una pantalla. Luego vino la impresión 3D de esas fotos chulas de bebés, pero eso es otra historia.

Litotricia: Principal técnica de terapia con ultrasonidos para destruir cálculos en el riñón, la vejiga o la vesícula. Las ondas de ultrasonido al chocar con los cálculos (materia y tejido no deseado en órganos humanos) destruyen, descomponen esos tejidos reduciendo su tamaño y facilitando con ello que el organismo sea capaz de evacuarlos por sí solo.

Fisioterapias: Mismo principio de la Litotricia pero aplicado ya a tejido muscular, rebajar inflamaciones. En la actualizad muchos médicos están en contra del ultrasonido como fisioterapia porque si no se tiene cuidado las ondas pueden llegar al mismo centro de los huesos. Y como hemos visto, es evidente su capacidad de destruir tejidos, células, o transformarlas, quizás desatando enfermedades que por nada del mundo quisiéramos desatar.

Aplicaciones industriales

Montaje Ultrafish en Scanfisk. Photo by A.Cabrera
Montaje Ultrafish en Scanfisk. Photo by A.Cabrera

Ultrasonidos de baja intensidad: Si queremos que los ultrasonidos no produzcan modificaciones en los materiales deben ser de baja intensidad. Así podríamos detectar fallas moleculares en el espesor de materiales sólidos. Medir, por ejemplo, pérdidas de espesor en tubos y chapas, o medir cuán homogéneo son los pigmentos de pinturas y tintes. En cualquier caso, lo más probable es que al final de la cadena de producción en las industrias existan máquinas de ultrasonido para control de calidad.

Ultrasonidos de alta intensidad: Aquí el objetivo es otro. Se trata de destruir bacterias y otros microorganismos, por lo que se emplean en la limpieza de vidrios de laboratorio (una alternativa a hervir agua), esterilizar instrumentos médicos, componentes electrónicos, etc.

Ultrasonidos de muy alta intensidad: Imagina de qué intensidad deben ser estas ondas de ultrasonido cuando se usan en soldaduras metálicas, y no sólo medir, o descomponer, sino modelar, redefinir, tallar como lo haría un escultor a base de cincel.

Seguramente en próximos post hablaremos de otras aplicaciones de Ultrasonido en la industria, son muy amplias y variadas.

Comments are closed.